31 de enero - FIESTA DE SAN JUAN BOSCO

Hubo un hombre enviado por Dios que se llamaba Juan Bosco. Para unos fue un loco, otros lo trataron de temerario, lo cierto es que fue un soñador y un gran santo, pero lo que fue, sobre todo, fue el Padre, el Maestro y el Amigo de cientos y miles de jóvenes que en el siglo pasado habían ido a Turín a buscar trabajo y vagaban solos por las calles y plazas sin saber qué hacer ni dónde ir. La casa de Don Bosco fue su casa.

Pero eh!, vosotros, no os quedéis en la puerta. Entrad en la casa de Don Bosco. Venid, que vamos a celebrar la fiesta.

Venid a la fiesta de Don Bosco. Venid a la FIESTA

Fuente: www.conoceadonbosco.com