EDITORIAL - La Opción de los Salesianos por los niños y jóvenes más pobres

Las  nuevas  pobrezas  deberán  encontrar  a  los  salesianos  (Seglares  y  Consagrados) sensibles, capaces de comprender todo lo negativo que éstas ejercen sobre los niños y  jóvenes para estar prestos a intervenir como lo hizo Don Bosco con la pobreza de su tiempo. La respuesta positiva es ya una realidad en la Fundación Proyecto Salesiano Chicos de la Calle, pues la opción de Jesús por los más pobres, a todos impulsa, de manera sencilla y directa, al “desafío  carismático”; simplemente porque somos  cristianos e hijos de Don Bosco.

La pregunta que nos debe surgir es: ¿Cómo extender todavía más estas áreas de solidaridad? Hay que difundir conocimientos, experiencias positivas, hay que afinar sensibilidades, hay que infundir confianza y coraje; hay que despertar la originalidad carismática en la Iglesia y la sociedad. No es poco si en la Inspectoría Salesiana o aún en las entidades Estatales y organismos privados, todos comienzan a comprender  la  importancia,  la  profundidad  y  las  manifestaciones  diarias  del  malestar  infantil  y  juvenil  en  nuestro propio contexto, como un riesgo que afecta a todos los niños, niñas y adolescentes, que explota en algunas franjas más débiles y expuestas. Ya es bastante si se superan las culpabilidades, las estigmatizaciones de los desvíos de las poblaciones callejeras y si se renueva la confianza en los recursos de los  niños y jóvenes ese deseo de rehacerse. Razón, religión y amor son todavía elementos de conquista cuando nosotros nos lanzamos a ser sus eficaces mediadores.

El  salesiano  (seglar  y  consagrado)    puede  revivir  de  esta  manera  el  estilo  de  Don  Bosco,  superando  las  barreras, ayudando a superar los prejuicios y dando oportunidad para un encuentro fecundo. Esto nos llevará a una inserción espiritual y física en el mundo real de los niños y adolescentes más pobres. Sin este movimiento espiritual y físico de colocarse al lado de la pobreza resulta difícil una respuesta más consistente al  desafío  de  la  marginación  infanto-juvenil.  El conocimiento  y  la  proximidad  tienden  a  la  participación  de  aquello que  tenemos  por  gracia,  de  aquello  que  los  niños  y  adolescentes  sufren,  de  aquello  que  quieren  recuperar,  del camino que piensan poder hacer.  Deberían  conducir  a  sacar  contenidos  y  modalidades  educativas  hacia  una  más  atenta  y  actualizada  prevención,  a animar  en  la  localidad,  en  vistas  de  la  corresponsabilidad  de  instituciones  y  de  familias,  hacia  la  calidad  de  las relaciones y de la vida.

Tales  intervenciones  educativas,  superada  la  contraposición  y  el  sentido  de  extraordinarias,  ayudarán  a  todas  los involucrados  al  conocimiento  y  al  tratamiento  del malestar  infanto-juvenil  y  a  mantener  vivo  el  estilo  del  Sistema Preventivo de Don Bosco. Precisamente este es el mayor legado que me llevo durante estos 5 años al frente de la Fundación.

Los superiores me han llamado a prestar mis servicios en instancias salesianas de animación nacional y mi corazón se va lleno de lo que aquí me enseñaron: “a amar y trabajar técnicamente por los más pobres”. Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. La vida está para adelante, nunca para atrás.  Mi vida ya no es la misma que fue hace cinco años. La Fundación Proyecto Salesiano con los salesianos, los educadores, los voluntarios y sobre todo las chicas y chicos destinatarios de nuestra misión, me han enseñado a ser un verdadero pastor al estilo de San Juan Bosco.

No me queda más que expresar tres Palabras: “Perdón, Gracias y Compromiso” PERDÓN por todos los errores que he cometido, vine a aprender y en esa tarea de aprendizaje uno se tropieza y se desvía. GRACIAS a todos por su amistad y apoyo, a todos los bienhechores, estatales, no gubernamentales y personales, sin su aporte no se podría conseguir nuestros objetivos, sigan apoyando el Proyecto los chicos, los necesitan. A todos los buenos educadores comprometidos en la misión, de ustedes aprendí mucho ¡Dios les pague! COMPROMISO de no olvidarme del Proyecto Salesiano, de no dejar a un lado la opción salesiana por los más pobres allá  donde  el  Señor  me  quiera  llevar,  llevaré  los  que  estos  chicos  me  enseñaron  con  su  esfuerzo  diario  por  ser mejores y superarse.

Que  esta  época  de  cambios  sea  una  nueva  oportunidad  para  tejer  un  nuevo  entusiasmo  por  la  educación  y evangelización de los niños, niñas y jóvenes en situación de calle. Que nos ensanche el corazón y el espíritu a todos los que el Señor nos ha confiado la tarea de “Ser Educadores” en esta maravillosa “Misión Salesiana”.

Los llevo en mi corazón,

Padre Robert García
DIRECTOR FUNDACIÓN PROYECTO SALESIANO CHICOS DE LA CALLE


La Granja Don Bosco celebró su vigésimo aniversario de creación en Ambato

Jul, 29.- La Fundación Proyecto Salesiano Chicos de la Calle – Zona Norte (FPSCHC-ZN) celebró los 20 años de creación de la Granja Don Bosco, los días 24 y 25 de julio en la ciudad de Ambato.

El festejo inició el jueves 24 de julio con la Casa Abierta en el Parque Cevallos. En este lugar se presentaron danzas protagonizadas por las delegaciones de las ciudades donde trabaja la Fundación. El P. Robert García, Director de la FPSCHC-ZN, dio la bienvenida a los niños, niñas, adolescentes, padres de familia y educadores presentes y enfatizó que “la Granja Don Bosco lleva ya 20 años de trabajo, lucha y sobre todo, entrega a los niños menos favorecidos de la ciudad de Ambato y el país”.

La Eucaristía de acción de gracias se realizó a las 14:00 en la iglesia de La Providencia. Participaron de este encuentro espiritual los niños, niñas, adolescentes, padres de familia, voluntarios extranjeros, educadores de Quito, Sto. Domingo, Ambato, y todas las personas que son cercanas a la labor de la Granja Don Bosco.

El P. Robert García presidió la Eucaristía que fue concelebrada por los PP. Esteban Ortiz, Francisco Sánchez y María Arokiam Kanaga, Consejero regional para Asia Sur. El P. Robert, en su homilía, resaltó el motivo de agradecimiento y recordó que “allá en 1994 a través de un convenio con el entonces INNFA se hizo realidad el sueño de Don Bosco: tener una casa para acoger a los niños en situación de calle, tener una iglesia para evangelizarlos, un patio para distraerlos y una escuela para educarlos”.

Los salesianos presentes también expresaron su gratitud y reconocimiento por el servicio que presta la Granja Don Bosco. Así, el P. Francisco Sánchez pidió un aplauso para todos los educadores del Proyecto por su dedicación en beneficio de los niños, niñas y adolescentes. El P. Esteban, recalcó que Jesús dijo: “Dejen que los niños se acerquen a mí. Don Bosco aprendió eso de Jesús, por lo que valoró a niños, niñas y adolescentes. Todo el Proyecto Salesiano también ha rescatado esto brindándoles a los beneficiarios cariño, respeto y ánimo para que ellos y ellas aprovechen toda la formación que reciben en las distintas instancias, ya sea en Ambato, Quito, San Lorenzo o Sto. Domingo”.

El P. Arokiam, en italiano quiso dirigirse a los/as beneficiarios de la FPSCHC-ZN y fue enfático en decir que se siente feliz al ser parte de esta celebración “porque Don Bosco está aquí”. También manifestó sentirse como en la India (lugar de donde proviene) porque allá existe mucho trabajo similar al que realiza la Granja Don Bosco.

Después, niños y adolescentes que son acogidos por la Granja cantaron "Padre, maestro y amigo" en agradecimiento a los salesianos y a Don Bosco por creer en ellos y brindarles la oportunidad de salir adelante.

Terminada la Eucaristía, todos los presentes se dirigieron a la Granja Don Bosco para ser parte del programa artístico cultural, así como también de la inauguración y bendición de dos infraestructuras educativas: Casa de Primera Acogida “Domingo Savio” y Sala de Terapias Psicológicas “María Auxiliadora”.

El P. Robert fue el encargado de la bendición de estas instalaciones, junto con los PP. Francisco Sánchez, Esteban Ortiz, Arokiam Kanaga y con una delegación del personal y los chicos que son beneficiarios del programa de acogida de la Granja, recorrieron los espacios interiores de las nuevas infraestructuras.

Para finalizar el primer día de celebración se presentaron los grupos de danza de Sto. Domingo, Quito y de la Universidad Técnica de Ambato; y también hubo presentaciones musicales de artistas ambateñas, quienes amenizaron la jornada antes del lanzamiento de los juegos pirotécnicos que dieron luz y alegría a todos los/as presentes.

El viernes 25 de julio tuvo lugar la sesión solemne en el Auditorio Nº1 de la Facultad de Administración de la Universidad Técnica de Ambato (Huachi Chico), y contó con la presencia de autoridades de la provincia de Tungurahua, representantes de la FPSCHC-ZN y de la Granja Don Bosco.

Nuevamente el P. Robert dio la bienvenida a los/as presentes y, en esta ocasión, se remontó a la Italia de Don Bosco para recalcar la labor que el padre fundador realizó con los chicos explotados y subvalorados. Poco a poco esbozó los esfuerzos realizados por tantos salesianos y seglares para que el Proyecto Salesiano se consolide en nuestro país.

Además, destacó que “es a partir de 1980, con el Capítulo Inspectorial de los Salesianos en el Ecuador, que se convierte en una opción preferencial trabajar con los chicos de la calle. Y desde entonces, salesianos y seglares buscan la gran utopía: crear una sociedad más justa y equilibrada sin niños y niñas en la calle”.

Los representantes de la Alcaldía de Ambato, la Universidad Técnica de Ambato y el MIES, se dirigieron al auditorio para felicitar y remarcar el trabajo de la Granja Don Bosco, siempre procurando defender las garantías y derechos fundamentales de los niños, niñas, adolescentes y sus respectivas familias.

En representación de la Inspectoría Salesiana “Sagrado Corazón de Jesús” estuvo el P. Maffeo Panthegini, quien aseguró que la Inspectoría seguirá haciendo esfuerzos para que no haya chicos de la calle y pidió a todos los/as beneficiarios/as de la Granja Don Bosco y la FPSCHC, que sean los encargados de dar a conocer la labor que realizan estas instancias para que más chicos y jóvenes puedan ser beneficiarios de los servicios que proporcionan en las distintas ciudades del país.

Al concluir la sesión solemne, todos/as los/as presentes se dirigieron a la Granja para compartir un ágape fraterno.

Para visualizar las actividades realizadas durante estos dos días, pueden acceder al álbum de fotos creado en la página de Facebook Salesianos Ecuador

Fuente: ©Salesianos Ecuador


Información adicional